La importancia del mantenimiento de rutina del extintor de incendios

La importancia del mantenimiento de rutina del extintor de incendios

Los extintores son dispositivos diseñados para controlar pequeños incendios en situaciones de emergencia. Sin embargo, tener un extintor no es suficiente, es importante asegurarse de que esté en buenas condiciones de funcionamiento en todo momento. Esto se puede lograr mediante la inspección regular, el mantenimiento y las reparaciones necesarias. Un extintor de incendios en buen estado y en funcionamiento es vital para cualquier hogar, oficina o lugar de trabajo. Extinguen los incendios antes de que se propaguen y causen daños graves, pudiendo incluso proteger vidas. Este artículo destaca la importancia del mantenimiento del extintor de incendios, cómo realizar inspecciones regulares, cuándo recargar o reemplazar un extintor y qué hacer si necesita usar uno. Por qué es importante el mantenimiento de los extintores de incendios Los extintores de incendios desempeñan un papel fundamental para brindar seguridad a las personas y las propiedades dentro de un edificio. Son herramientas esenciales en situaciones en las que el fuego no se puede extinguir solo con agua. Por lo tanto, el mantenimiento adecuado de estos dispositivos es crucial para garantizar que funcionen correctamente en momentos de emergencia. No solo es importante para la seguridad de las personas y la propiedad, sino que también es un requisito legal de acuerdo con las regulaciones de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA). La agencia requiere que los edificios tengan extintores operables y accesibles en sus instalaciones, así como la señalización pertinente. El mantenimiento regular de los extintores de incendios les permite operar de manera efectiva y reduce la probabilidad de fallas en casos de emergencia. Por eso es importante programar un mantenimiento regular de los extintores y mantenerlos en buen estado de funcionamiento. Tipos de extintores de incendios Hay diferentes tipos de extintores de incendios disponibles, cada uno diseñado para hacer frente a tipos específicos de incendios. Conocer el tipo de incendio que puede ocurrir en su entorno ayudará a determinar el extintor más adecuado. Estos son los diversos tipos de extintores disponibles: 1. Extintores de agua Se utilizan para extinguir incendios que involucran madera, papel, textiles u otros combustibles comunes. No se recomienda su uso en fuegos eléctricos o de líquidos inflamables. 2. Extintores de espuma Se utilizan para controlar y extinguir incendios que involucren líquidos inflamables como gasolina, aceites y solventes. 3. Extintores de Dióxido de Carbono (CO2) Están diseñados para uso en líquidos inflamables y fuegos eléctricos. Funcionan eliminando el oxígeno del área circundante, cortando la fuente de combustible del fuego. 4. Extintores de Químico Seco Son adecuados para extinguir incendios de líquidos inflamables, electricidad y combustibles como madera, papel y textiles. Funcionan sofocando el fuego cubriendo el material en llamas. 5. Extintores de Químico Húmedo Se utilizan para incendios que involucran aceites de cocina, grasas, pinturas y solventes. Cuando se aplican sobre material en llamas como el aceite de cocina, crean una gruesa capa de espuma que enfría el área y evita que se encienda más. 6. Extintores de agente limpio Estos se utilizan en equipos sensibles como centros de datos, ambulancias y aeronaves porque no dejan ningún residuo en el equipo. Los extintores de incendios de agente limpio vienen en dos tipos de agentes: agentes halocarbonados como FM-200 y gases inertes como Novec 1230. 7. Extintores de polvo seco Estos están diseñados para usarse en líquidos inflamables y fuegos eléctricos. Actúan sofocando el fuego cubriendo el material en llamas. Ahora que conoce los diferentes tipos de extintores, profundicemos en los requisitos de mantenimiento de los dispositivos. Mantenimiento del extintor de incendios La mejor manera de garantizar que un extintor de incendios funcione de manera efectiva cuando sea necesario es mediante un mantenimiento regular. Es importante realizar controles de mantenimiento mensuales, anuales y quinquenales para garantizar el buen funcionamiento del dispositivo. Mantenimiento mensual Las comprobaciones mensuales son inspecciones rápidas que cualquiera puede realizar. El objetivo es asegurar que el extintor esté en un lugar visible y accesible, sin daños, sin manipulación y listo para usar en caso de una emergencia. Estos son los pasos a seguir: 1. Verifique la ubicación del extintor Asegúrese de que el extintor esté fácilmente visible y accesible para cualquier persona que pueda necesitarlo durante una emergencia. 2. Verifique el estado del extintor Examine el cuerpo del extintor para asegurarse de que no esté agrietado o dañado. Verifique si hay abolladuras y asegúrese de que la boquilla y la manguera estén en buenas condiciones. 3. Verifique el manómetro Verifique el manómetro para asegurarse de que la aguja esté en el área verde. Si la aguja apunta a la zona roja, es posible que el dispositivo deba ser recargado o reparado por un profesional calificado. 4. Verifique el pasador de seguridad Asegúrese de que el pasador de seguridad esté intacto y en su lugar. No debe ser manipulado o roto. Mantenimiento anual Las inspecciones anuales son inspecciones minuciosas que debe realizar cada año un profesional certificado. Durante esta inspección, el técnico verificará que el extintor esté en buenas condiciones de funcionamiento y completamente cargado. Estos son algunos de los pasos que toma el técnico durante el mantenimiento anual: 1. Verificar la ubicación del extintor Un técnico certificado se asegurará de que el extintor esté instalado en un lugar visible y accesible de acuerdo con los códigos de construcción. 2. Inspeccione la integridad del extintor El técnico examinará el cuerpo del dispositivo en busca de grietas o daños. También se asegurarán de que el extintor esté libre de corrosión y que la etiqueta esté intacta. 3. Revisar la carga El técnico pesará el extintor para verificar que tenga la cantidad recomendada de agente extintor. Además, examinarán el manómetro para asegurarse de que esté en buenas condiciones de funcionamiento. 4. Retire y examine el pasador de seguridad. El pasador de seguridad se retira para verificar si hay daños físicos, sellos de seguridad faltantes o dañados. Si los sellos de seguridad están dañados o faltan, el dispositivo debe recargarse o reemplazarse. 5. Inspeccione la boquilla y la manguera El técnico revisa la manguera y la boquilla para asegurarse de que estén en buenas condiciones y sin obstrucciones. 6. Etiquete el extintor Después de realizar la inspección, el técnico etiqueta el extintor para indicar que se le ha hecho el mantenimiento adecuado y que es seguro de usar. Cada cinco años, las partes mecánicas internas del extintor deben ser inspeccionadas y reemplazadas si es necesario. Este tipo de inspección se llama prueba hidrostática. La prueba hidrostática consiste en llenar el extintor con agua y presurizarlo para comprobar su capacidad para mantener la presión. Después de lo cual se elimina el agua y el dispositivo se seca para evitar la corrosión. Recarga y reemplazo Una vez que se ha utilizado un extintor o no ha pasado las inspecciones, debe recargarse o reemplazarse. No se puede ignorar la importancia de recargar o reemplazar, ya que asegura que el dispositivo esté listo para usar en caso de emergencia. Si el manómetro indica que el dispositivo necesita una recarga, un técnico certificado puede rellenar el extintor con el agente extintor necesario. Este proceso implica abrir el dispositivo, eliminar los residuos restantes y luego volver a llenarlo con un nuevo suministro del agente extintor. Luego, el técnico restaurará la presión y agregará un nuevo sello y etiqueta de seguridad. Será necesario reemplazar el dispositivo cuando esté dañado sin posibilidad de reparación, se haya descargado o haya excedido su vida útil. OSHA recomienda retirar y desechar cualquier extintor que tenga más de 10 años, incluso si no se ha utilizado. Qué hacer en caso de incendio Saber utilizar correctamente un extintor es fundamental en caso de emergencia. Tratar de extinguir un incendio con un extintor que no está diseñado para el tipo de incendio puede empeorar las cosas. Por ejemplo, los extintores de agua no deben usarse para incendios eléctricos, mientras que los extintores de polvo pueden generar una gran cantidad de polvo que puede dificultar la visibilidad. Estos son algunos pasos básicos a seguir: 1. Alerte a todos y llame a los servicios de emergencia. Tan pronto como note un incendio, haga sonar la alarma más cercana o asegúrese de que alguien más lo haga. Llame a los servicios de emergencia inmediatamente. 2. Identificar la clase de fuego Identificar el tipo de fuego antes de elegir el extintor adecuado. Los diferentes tipos de incendios se han cubierto en las secciones anteriores. 3. Tire del pasador La mayoría de los extintores vienen con un pasador de seguridad para evitar descargas accidentales. Tire del pasador para que esté listo para usar. 4. Apunte la boquilla Apunte la boquilla a la base del fuego mientras mantiene una distancia segura. 5. Apriete el mango Apriete el mango con fuerza para descargar el agente extintor. 6. Barra la boquilla Mueva la boquilla de un lado a otro sobre el fuego hasta que se extinga. Una vez contenido el fuego, espere un tiempo para asegurarse de que no vuelva a encenderse. 7. Evacue Sin importar el tamaño del incendio o el nivel de confianza para apagarlo, siempre es más seguro no quedarse cerca de un edificio en llamas. Tan pronto como se contenga el fuego, evacúe el edificio. Conclusión El mantenimiento adecuado de los extintores de incendios es necesario para mantenerlos en buen estado de funcionamiento para hacer frente a las emergencias de incendios. Los controles de mantenimiento mensuales, anuales y quinquenales ayudan a garantizar que los extintores estén en condiciones de funcionamiento y listos para usar si surge la necesidad. Al usar un extintor, es crucial comprender su clase de fuego y las instrucciones de uso adecuadas. Si bien los extintores pueden ayudar a controlar incendios pequeños, no es seguro confiar solo en ellos en incendios grandes y de movimiento rápido. En caso de incendio, siempre es recomendable buscar ayuda de los servicios de emergencia profesionales. Además, no se puede ignorar la importancia del mantenimiento de registros. El mantenimiento de registros garantiza que los extintores de incendios hayan recibido el servicio adecuado y permanezcan operativos. Si necesita ayuda con alguna de estas tareas, comuníquese con una empresa certificada o un técnico para obtener asistencia.

Inspección de extintores

No espere más para asegurarse de que el mantenimiento de su extintor esté al día. Servicio de mantenimiento de extintores para industrias¡Contáctenos hoy para un servicio confiable y profesional! Nuestros años de experiencia brindan a los clientes la seguridad de que su equipo de seguridad contra incendios será revisado, inspeccionado y certificado regularmente. El tiempo es esencial: actúe ahora para una mejor protección y tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *