Las ventajas del mantenimiento regular del extintor de incendios

Las ventajas del mantenimiento regular del extintor de incendios

Introducción Los extintores de incendios juegan un papel importante en la seguridad de las personas y las propiedades en caso de incendio. Son esenciales para tener en hogares, negocios y espacios públicos. Sin embargo, el simple hecho de tener un extintor de incendios no es suficiente; es importante mantenerlos e inspeccionarlos regularmente para asegurarse de que estén en buenas condiciones de funcionamiento. En este artículo, cubriremos todo lo que necesita saber sobre el mantenimiento de extintores de incendios, incluido cómo inspeccionarlos, mantenerlos y recargarlos. También discutiremos los diferentes tipos de extintores de incendios y los requisitos de mantenimiento específicos para cada uno. Tipos de extintores de incendios Hay cinco clases principales de extintores de incendios, cada uno diseñado para apagar diferentes tipos de incendios. Las cinco clases son: – Clase A: Para fuegos que involucran combustibles comunes como madera, papel y tela. – Clase B: Para fuegos de líquidos inflamables como gasolina y aceite. – Clase C: Para incendios en equipos eléctricos como electrodomésticos y cableado. – Clase D: Para fuegos en los que intervienen metales como el magnesio y el titanio. – Clase K: Para fuegos de aceites y grasas de cocina. Es importante identificar correctamente el tipo de extintor necesario para una aplicación específica. Usar el tipo incorrecto de extintor en realidad puede empeorar el incendio. Mantenimiento del extintor de incendios Los extintores de incendios deben recibir un mantenimiento adecuado para garantizar que funcionarán cuando se necesiten. Los siguientes pasos son esenciales para el mantenimiento de extintores de incendios: Paso 1: Inspeccione los extintores de incendios con regularidad Los extintores de incendios deben inspeccionarse visualmente con regularidad para asegurarse de que estén en buenas condiciones de funcionamiento. Las siguientes son algunas cosas que debe buscar durante una inspección: – ¿Está intacto el pasador y el sello de seguridad no está roto? – ¿Está el manómetro en la “zona verde”? – ¿Hay signos visibles de daño o corrosión? – ¿La manguera o la boquilla están libres de obstrucciones? – ¿Está en buen estado la empuñadura o palanca? Las inspecciones deben realizarse mensual o anualmente según las pautas de su departamento de bomberos o compañía de seguros local. Paso 2: Mantenga limpios los extintores de incendios Los extintores de incendios deben mantenerse limpios para asegurarse de que estén libres de escombros y otras posibles obstrucciones. La suciedad, la grasa y otras sustancias pueden obstruir la boquilla o la válvula, impidiendo que el extintor funcione correctamente. Simplemente limpiar el extintor con un paño húmedo puede ayudar a mantenerlo limpio. Paso 3: Recargue los extintores de incendios después de su uso Si se ha utilizado un extintor de incendios, debe recargarse inmediatamente. Incluso si no se descargó por completo, la presión puede haberse alterado y es posible que no funcione correctamente en caso de otro incendio. Siempre reemplace o recargue cualquier extintor que haya sido usado. Paso 4: Pruebe los extintores de incendios anualmente Los extintores de incendios deben ser probados anualmente, ya sea por un profesional o alguien interno que haya sido capacitado para hacerlo. Esto implica descargar el extintor y verificar la presión y el peso para asegurarse de que todavía se encuentra dentro de un rango aceptable. Paso 5: Mantenga registros Es importante mantener registros detallados del mantenimiento del extintor de incendios, incluidas las inspecciones, pruebas y recargas. Esto ayudará a garantizar que cada extintor reciba el mantenimiento adecuado y funcione cuando sea necesario. Recomendaciones generales de mantenimiento: además de los pasos anteriores, existen algunas recomendaciones generales de mantenimiento para ayudar a mantener los extintores de incendios en buenas condiciones de funcionamiento: – Evite colocar los extintores de incendios en áreas donde puedan estar expuestos a condiciones climáticas adversas o productos químicos. – Mantenga los extintores de incendios en lugares accesibles donde se puedan alcanzar fácilmente en caso de incendio. – Reemplazar los extintores que tengan más de 10 años o hayan sido dañados. – Considere la posibilidad de que un profesional realice el mantenimiento de los extintores cada año. Es importante tener en cuenta que el mantenimiento del extintor de incendios solo debe ser realizado por profesionales capacitados o personas con experiencia. Si no está seguro de cómo inspeccionar o mantener un extintor de incendios, comuníquese con un profesional o con el departamento de bomberos local. Diferentes tipos de inspección Inspección mensual Una inspección mensual es una revisión rápida de un extintor de incendios para garantizar que esté en buenas condiciones de funcionamiento. Esta inspección puede ser realizada por alguien interno que haya sido capacitado para hacerlo. Los siguientes son los pasos para realizar una inspección mensual: – Busque cualquier signo visible de daño o corrosión. – Comprobar el manómetro para asegurarse de que está en la “zona verde”. – Asegúrese de que el pasador esté intacto y que el sello de seguridad no esté roto. – Asegúrese de que la manguera o boquilla esté libre de obstrucciones y en buenas condiciones. – Revisar la empuñadura o palanca para asegurarse de que esté en buen estado y no suelta. Inspección anual Una inspección anual es una inspección más detallada que debe realizar un profesional o alguien interno que haya sido capacitado para hacerlo. Esta inspección implica descargar el extintor y verificar la presión y el peso para asegurarse de que todavía se encuentre dentro de un rango aceptable. También incluye un examen interno del extintor para asegurarse de que no haya daños ni corrosión. Los siguientes son los pasos para realizar una inspección anual: – Realice una inspección visual del extintor, buscando cualquier signo visible de daño o corrosión. – Comprobar el manómetro para asegurarse de que está en la “zona verde”. – Asegúrese de que el pasador esté intacto y que el sello de seguridad no esté roto. – Retire el extintor de su soporte o soporte e inviértalo para verificar que no se apelmace el agente o el polvo y que se suelte el agente. – Pese el extintor para asegurarse de que esté dentro del rango de peso correcto. – Revise la manguera o boquilla para asegurarse de que esté libre de obstrucciones y en buenas condiciones. – Realice un examen interno del extintor para asegurarse de que no haya daños ni corrosión. – Recargar o sustituir el extintor si es necesario. Pruebas hidrostáticas basadas en el tiempo Las pruebas hidrostáticas basadas en el tiempo son un requisito para la mayoría de los extintores de incendios para garantizar que permanezcan en buenas condiciones de funcionamiento. Esta prueba implica el uso de una camisa de agua para simular la presión sobre el extintor para garantizar que pueda soportar la presión requerida. El período de prueba varía según el tipo de extintor: – Extintores de polvo químico seco: estos extintores deben probarse cada 12 años. – Extintores de CO2: Estos extintores deben probarse cada 5 años. – Extintores a Base de Agua: Estos extintores deben ser probados cada 5 años. – Extintores Clase K: Estos extintores deben probarse cada 5 años. Tenga en cuenta que esta prueba solo debe ser realizada por un profesional capacitado. Cómo recargar un extintor de incendios Si se ha usado o descargado un extintor de incendios, debe recargarse inmediatamente para asegurarse de que esté listo para usarse en caso de otro incendio. La recarga implica rellenar el extintor con el tipo y la cantidad correctos de agente extintor. Los siguientes son los pasos para cargar un extintor de incendios: Paso 1: Descargar el extintor Antes de recargar un extintor, es importante descargarlo completamente para asegurarse de que no quede presión ni agente extintor. La mejor manera de hacer esto es liberar la presión restante a través de la boquilla o manguera y luego usar un destornillador o una herramienta similar para romper el sello de plástico alrededor del cuello del extintor. Esto permitirá que el agente se vacíe por completo. Paso 2: Limpie el extintor A continuación, limpie el extintor para asegurarse de que esté libre de escombros o residuos. Use un paño húmedo para limpiar todo el extintor, incluida la boquilla o la manguera. Paso 3: Vuelva a llenar el extintor Vuelva a llenar el extintor con el tipo y la cantidad correctos de agente extintor. Para ello, quitar el tapón de la parte superior del extintor y verter el agente con cuidado en el depósito. Asegúrese de llenar el extintor con el peso correcto, que se puede encontrar en la etiqueta. Paso 4: Recargue el extintor Recargue el extintor con la presión correcta utilizando un manómetro y una manguera de carga. Siga las instrucciones del fabricante para la presión adecuada. Paso 5: Vuelva a colocar la manguera o boquilla de descarga Una vez que se haya recargado el extintor, vuelva a colocar la manguera o boquilla de descarga y asegúrese de que esté apretada y segura. Paso 6: Verifique el manómetro Verifique el manómetro para asegurarse de que esté en la «zona verde» y dentro del rango de presión recomendado por el fabricante. Paso 7: Pruebe el extintor Siempre pruebe el extintor después de haberlo recargado para asegurarse de que esté en buenas condiciones de funcionamiento. Para hacer esto, simplemente descargue el extintor hasta que esté vacío y luego péselo para asegurarse de que todavía está dentro del rango de peso correcto. Conclusión El mantenimiento adecuado de los extintores es fundamental para garantizar su eficacia en caso de incendio. Los extintores de incendios deben inspeccionarse regularmente, mantenerse limpios y recargarse o reemplazarse cuando sea necesario. Es importante identificar correctamente el tipo de extintor de incendios necesario y realizar inspecciones, pruebas y recargas por parte de profesionales capacitados o personas con experiencia. Al seguir estas pautas, puede ayudar a garantizar que sus extintores de incendios estén siempre en buenas condiciones de funcionamiento y listos para usarse en caso de incendio.

Servicio de mantenimiento de extintores para almacenes

No espere más para asegurarse de que el mantenimiento de su extintor esté al día. Servicio de mantenimiento de extintores para almacenes¡Contáctenos hoy para un servicio confiable y profesional! Nuestros años de experiencia brindan a los clientes la seguridad de que su equipo de seguridad contra incendios será revisado, inspeccionado y certificado regularmente. El tiempo es esencial: actúe ahora para una mejor protección y tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *